Polémica por la prohibición de exportación de carne: el agro advierte sobre el impacto

Desde Carbap y la oposición lanzaron cuestionamientos a la medida implementada por el Gobierno. Qué consecuencias evalúan que traerá el decreto.

Este lunes 3 de enero se confirmó que el Gobierno nacional comenzó a aplicar la prohibición de exportación de siete cortes de carne vacuna hasta diciembre del 2023. Los fundamentos que dio el Poder Ejecutivo es que busca bajar el precio. Sin embargo, desde algunos sectores del agro cuestionaron la medida y señalaron que tendrá un impacto negativo.

En diálogo con La Tecla, el presidente de Carbap, Horacio Salaverry, manifestó que “en principio, por supuesto que los avances que se van haciendo son importantes. Siempre considerando que el Gobierno nacional fue el que trajo la situación, ahora por decreto prohibió la exportación de cortes de carne vacuna y se armó un desbarajuste”.

Entonces, dijo que «lo que nosotros decimos es que la prohibición de cortes por dos años nos parece muy lejana en el tiempo, entendemos que se debería hacer en un corto plazo y no por decreto”, y añadió: “Hay una intervención por parte del Estado puede llegar a limitar las exportaciones”

Asimismo, recordó que “la restricción que hubo desde el decreto del presidente Alberto Fernández generó un estado de malestar y un efecto contrario en la inversión. Muchos engordadores no quieren engordar animales este año. Lo que hay que definir para el precio de la carne es aplicar medidas aumenten la oferta”. 

Más adelante, Salaverry consideró que «hay dos o tres temas a evaluar, uno importante es la cuestión impositiva. Lo que siempre decimos que hay que estudiar toda la cadena y los componentes para ver donde está problema”.

Luego, fue consultado sobre las consecuencias en la economía de la provincia de Buenos Aires, y respondió que «no se genera un buen ámbito de inversión, no va a afecta en forma directa esta medida, pero no alienta a la inversión. Cuando se perciben estas medidas, el ámbito se reduce porque las expectativas empiezan a bajar. El impacto es que no genera ámbito de inversión”.

Luciano Bugallo: «El Estado se queda con la mitad del plato de comida de los más pobres»

Por su parte, Luciano Bugallo, diputado bonaerense de Juntos, manifestó a este medio que la medida “es seguir repitiendo lo mismo que nunca dio resultado positivo. En 2006 ya se pudo comprobar que cerrar las exportaciones no genera que baje el precio de la carne ni mayor oferta”.

A su vez, opinó que “elimina el incentivo para poder producir, en el mediano o largo plazo termina bajando la oferta por falta producción”.

“Para fabricar un kilo de carne son alrededor de cuatro o cinco años de producción y trabajo. Si hoy se obstaculiza el mercado, lo intervienen, en definitiva genera distorsiones a largo plazo”, detalló.

Además, contó que “la única solución para bajar el precio de la carne, es bajar impuestos. Cuando se analiza el precio en la góndola, entre 40 y 50 por ciento de ese precio es la sumatoria de impuestos nacionales, provinciales y municipales. Compras un kilo de carne y el Estado se queda con la mitad”. 

“Esto repercute en los más pobres, es el Estado que se queda con la mitad del plato de comida de los más pobres”, sentenció.

Ante la pregunta sobre cómo repercutirá en la economía bonaerense, Bugallo sostuvo que “las proyecciones son dibujo, es un verso. La única realidad es mirar resultados. Si se eliminan incentivos para la producción, cierran exportaciones, limitan mercados, lo más probable es que el sector caiga. Todo eso es pérdida de puestos de trabajo, de ingreso de divisas, es todo negativo”.

la tecla